h1

Los síntomas más comunes de la intoxicación por monóxido de carbono son: dolor de cabeza, mareos, debilidad, falta de aire, náuseas, vómitos, dolor en el pecho, visión borrosa y estado mental alterado que puede llegar a causar desde la pérdida de la conciencia hasta la muerte.

Principales fuentes de monóxido de carbono:

  1. Generadores que funcionan con gasolina.
  2. Parrillas de carbón, estufas (cocinas) de gas propano y cocinas de carbón para cocinar en interiores o calentar interiores.
  3. Vehículos a motor.
  4. Incendios.
  5. Embarcaciones.
  6. Máquinas de lavar la presión y otras herramientas que funcionan con gasolina.

 

Como evitar intoxicaciones:

  1. Mantenga los espacios donde existan automóviles en marcha bien ventilados.
  2. Use los dispositivos a gas segundo sus recomendaciones.
  3. No encienda un generador en un espacio cerrado (como el sótano o el garaje).
  4. Los electrodomésticos y motores que usan combustible deben estar situados en lugares que tengan la ventilación necesaria (calefacción, calderas, parrillas de carbón, calentadores de agua, chimeneas, cocinas de leña).
  5. Se asegure de que la compañía correspondiente realiza las verificaciones anuales de todos los aparatos a gas, mismo la caldera.
  6. Se tiene chimenea, la mantenga en buen estado. Limpie la chimenea y su conducto cada año.
  7. Algunos solventes contenidos en determinadas pinturas y barnices pueden producir intoxicación polvo monóxido de carbono al inhalarse. Los use siempre en lugares bien ventilados.

 

¿Que hacer ante cualquiera sospecha de intoxicación por monóxido de carbono?

  1. Llame al 061 de inmediato.
  2. Falda del domicilio inmediatamente dejando la puerta abierta.
  3. Espere la que lleguen los servicios de emergencias.