h1

La Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061 participó hoy, 4 de octubre, en la presentación del Plan de contingencia de la Gripe 2019-2020 de la Estructura de Gestión Integrada de Pontevedra y O Salnés.

El Plan de contingencia de la Gripe 2019-2020 es un documento elaborado por un amplio equipo de profesionales sanitarios de Pontevedra y del Salnés, pertenecientes a estos servicios, con el que se pretende evitar las consecuencias más graves debidas a la infección, velando por la prevención de brotes y previendo picos de demanda en los diferentes dispositivos asistenciales en esta área sanitaria.

En el transcurso de la presentación, el Gerente de la EOXI de Pontevedra y O Salnés, José Ramón Gómez Fernández, estuvo acompañado por la directora de Procesos Asistenciales, la doctora Sonia Fernández-Arruti Hierro, de los coordinadores de Urgencias y Admisión del Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra y del Hospital del Salnés, los jefes de servicio de Medicina Interna, Medicina Preventiva, Neumología, Microbioloxía y Pediatría, supervisoras y coordinadoras de Enfermería, así como los jefes de servicio de los centros de salud de Virgen Peregrina y La Parda en Pontevedra y del jefe de base de la ambulancia medicalizada de Pontevedra de la Fundación Pública Urxencias Sanitarias de Galicia-061, José Carlos Fontoira Fernández.

En su intervención, el gerente de la EOXI de Pontevedra y O Salnés, Jose Ramón Gómez, insistió en la relevancia de la vacunación contra la gripe y aseveró que, como en campañas anteriores, la vacuna es la mejor estrategia para afrontarla, pues reduce considerablemente el número y la gravedad de complicaciones derivadas de la misma.

En este sentido, se aconsejó que, ante la aparición de claros síntomas de gripe, los ciudadanos deben llamar al 061 y guardar reposo en su domicilio y en los casos que se considere necesario, acudir al centro de salud correspondiente. Asimismo, se incidió en la seguridad de la vacuna y en su efectividad, señalando que la gripe no es una enfermedad banal, pues se estima que en España la contraen 750.000 personas al año, de las que 2.000 fallecen directamente y 10.000 indirectamente.